Comprar billete estación

Puedes adquirir tu billete en cualquiera de los puntos de venta ALSA. Nuestro equipo de agentes de ventas te atenderá de manera personalizada y te ayudará a confeccionar el billete que mejor se adapte a tus necesidades.
Existen 4 formas de comprar billetes de ALSA:
  1. En los canales on line: alsa.es o aplicaciones móviles.
  2. En los Puntos de Venta ALSA.
  3. En las máquinas autoventa de las estaciones de autobús.
  4. Por el Servicio de Atención Telefónico de ALSA: 902 42 22 42.
En nuestros puntos de venta, excepto el Madrid-Toledo que si se puede comprar en alsa.es

No se pueden hacer reservas de plazas en ALSA.es.

Las reservas solamente se pueden realizar a través del teléfono 902 42 22 42 para trayectos de largo recorrido, tanto nacionales como internacionales.

No se pueden hacer reservas de plazas en ALSA a través del e-mail.

Las reservas solamente se pueden realizar a través del teléfono 902 42 22 42 para trayectos de largo recorrido, tanto nacionales como internacionales.

Sí, perfectamente. Para adquirir un billete no es necesario registrarte en alsa.es.

No obstante los socios del Club Busplus registrados tendrán guardada información sobre sus datos para que su compra sea más fácil y ágil. Además, registrándote puedes beneficiarte de las ventajas de ser socio Busplus.

Se pueden realizar reservas de trayectos de largo recorrido, tanto nacionales como internacionales.

Podrá realizarse la reserva de plaza hasta con seis meses de antelación.

El tiempo mínimo para admitir reservas es de 7 días antes del servicio objeto de la reserva en las líneas nacionales, y de 24 horas en caso de las líneas internacionales.

Se deberá retirar el billete en el punto de venta, con hasta 72 horas de antelación de la salida del servicio en las líneas nacionales, en las líneas internacionales la reserva se mantiene hasta las 2 horas previas a la salida.

No es necesario. Pero, sí es muy recomendable que por lo menos adquieras tu billete con antelación por que así en cualquier caso te aseguras la plaza.

Comprar el billete en el último momento conlleva, sobre todo, el problema de la disponibilidad de plazas y la posibilidad de no poder viajar cuando se desea.