viajar con animales

Únicamente se admite un sólo perro o gato por autobús.

•    Se admitirán un máximo de una (1) mascota por servicio, que viajará en la bodega del vehículo.

•    El transporte se limitará a pequeños animales de compañía, entendiendo como tales, perros, gatos, hurones, aves (no de corral), etc. cuyo peso no exceda de 10 Kg.

•    El animal viajará siempre dentro de una jaula, elemento transportín u otro tipo de elemento cerrado y seguro, proporcionado por el viajero. La jaula o transportín deberá disponer de un fondo impermeable que contenga los residuos.

•    Únicamente ante una situación excepcional, y previa autorización del Técnico de Servicio, el conductor podrá admitir en las mismas condiciones, otras mascotas no peligrosas y cuyo importe será el mismo que por transportar cualquier otro animal.

•    Con carácter general, el traslado de estos animales se realiza bajo la entera responsabilidad de sus propietarios, que viajarán necesariamente en el mismo servicio que el animal.

•    El animal estará en buenas condiciones físicas, higiénicas y anímicas para el traslado, no siendo obligatorio, aunque sí recomendable, el uso de bozal.

•    El embarque y el desembarque del animal será realizado por su propietario, procurando que no haya personas en las proximidades, a fin de evitar circunstancias incómodas o peligrosas que pudieran afectar al resto de los viajeros.

•    Los perros de asistencia no quedan afectados por el contenido de la presente instrucción, pudiendo viajar sin coste adicional en el interior de la cabina de pasajeros (situándose en el pasillo central) debidamente documentados, acompañados del invidente/titular del animal (Artículo 11 - Reglamento de Circulación).

El coste del transporte será del 50% del precio del billete y se abonará en momento de la compra del billete.

La ley prohíbe el transporte en el habitáculo de viajeros de cualquier animal a excepción de los perros de asistencia.

Los perros o gatos viajarán en las bodegas, en el interior de jaulas o cestas especiales proporcionadas por el viajero que deben estar adaptadas para este uso, quedando totalmente prohibido transportarlos fuera de dichas jaulas o cestas.

Con carácter general, el traslado de estos animales se realiza bajo la entera responsabilidad de sus propietarios, que viajarán necesariamente en el mismo servicio que el animal.

Debes presentarse al embarque, acompañado del animal, con una antelación de 15 minutos, introduciendo personalmente el animal en la jaula situándola en el autocar, según las indicaciones del conductor. El animal estará en buenas condiciones físicas, higiénicas y anímicas para el traslado, no siendo obligatorio, aunque si recomendable, el uso del bozal en caso de perros.

El desembarque del animal será igualmente realizado por su propietario, procurando que no haya personas en las proximidades a fin de evitar circunstancias incómodas o peligrosas, que pudieran afectar al resto de los viajeros.

La normativa específica de transporte ya indicada en nuestra web, el artículo 11 del Reglamento General de Circulación, indica literalmente que en los vehículos destinados al servicio público de transporte colectivo de personas se prohíbe a los viajeros:

“e) Llevar consigo cualquier animal, salvo que exista en el vehículo lugar destinado para su transporte. Se exceptúan de esta prohibición, siempre bajo su responsabilidad, a los invidentes, acompañados de perros, especialmente adiestrados como lazarillos.”

Adaptándonos a las necesidades de los nuevos tiempos, autobuses como los de la clase Premium ya llevan compartimentos adaptados y climatizados para que podáis viajar con vuestras mascotas.

No se aceptan animales domésticos en este tipo de viajes con billetes Bus&Fly al existir restricciones en los tramos terrestres operados por ALSA.

Sólo se aceptarán perros de asistencia, previa reserva y sin cargo adicional alguno por exceso de equipaje, siempre que el destino del vuelo no sea Reino Unido, Irlanda o Malta. Por favor, revisa las condiciones de aceptación del viaje con perros de asistencia (apartado 5 de la página de Iberia) antes de adquirir tu billete.
Los perros de asistencia no se ven afectados por las condiciones específicas para el transporte de mascotas, pudiendo viajar, sin coste adicional, en el interior de la cabina de pasajeros (situándose en el pasillo central) debidamente documentados, acompañados de la persona asistida / titular del animal.